Saltar al contenido

Cómo elegir un buen gimnasio

7 septiembre, 2017
como elegir un buen gimnasio

La vuelta a la rutina también implica la vuelta al gimnasio para muchos. Perder esos kilos de más ganados durantes las vacaciones se convierte en algo primordial en estos meses y de cara a las próximas vacaciones. Para conseguirlo, además de cuidar la alimentación, son muchos los que deciden apuntarse al gimnasio para tomarse en serio la pérdida de peso, pero ¿qué gimnasio elegir? Desde Pregunta Cómo te damos las claves de cómo elegir un buen gimnasio a la vuelta de vacaciones.

6 consejos para elegir un buen gimnasio

Es cierto que para hacer deporte no es necesario ningún gimnasio. Pero con la llegada del mal tiempo y la bajada de temperaturas son muchos los que prefieren apuntarse a uno por comodidad. Además, si cuentas con amigos que te acompañan, ¡todavía mejor! Pero, ¿cómo elegir un buen gimnasio? Hay que tener en cuenta una serie de factores antes de apuntarte a alguno y eso sí, tener muy claro por qué te apuntas.

La ubicación del gimnasio

Busca un gimnasio que esté cerca de casa al que puedas ir andando. Evalúa tu zona con Google maps y selecciona un radio de no más de 15 o 20 minutos andando desde tu casa. Si el gimnasio está más lejos o necesitas coger el coche para llegar te dará más pereza ir.

Otra opción es que el gimnasio te pille en el camino de casa al trabajo, o cerca del propio trabajo. Puedes llevar siempre una mochila contigo y aprovechar antes o después del trabajo para echar un rato en el gimnasio.

Consultar la lista de clases y actividades

Otro de los factores a tener en cuenta a la hora de elegir un buen gimnasio es que éste ofrezca el tipo de clases o actividades que te gustan, para que puedas apuntarte, como clases de yoga, pilates o tonificación. Si cuenta además con piscina es un plus.

Asimismo, al margen de las clases o actividades, un buen gimnasio tiene que contar con una sala de máquinas y pesas completa, así como con monitores que puedan ayudarte en las sesiones.

El horario de las clases

De nada sirve que tengas un gimnasio al lado de casa y que imparta las clases que te gustan si no puedes acudir a realizarla. Asegúrate de que puedes asistir a las actividades que quieres y que se adaptan a tu horario. Han gimnasios que ofrecen un amplio abanico de horarios para que sea difícil que no puedas acudir al menos a alguna de las actividades.

La suscripción y demás trámites administrativos

Cuánto cuesta al mes, si se paga mensualmente, cuánto cuesta inscribirse, las promociones que hace a lo largo del curso… Hay que informarse muy bien sobre todos estos temas antes de apuntarse a ningún gimnasio. También es importante tener en cuenta las condiciones de baja y leer con atención el contrato de permanencia. ¡No te apuntes a lo loco!

La calidad del gimnasio y sus instalaciones

No te apuntes sin antes hacer un recorrido por las instalaciones y examinar bien el material de la sala de máquinas así como evalúa la limpieza y las condiciones del mismo. Si puedes o conoces a alguien que vaya pregúntale, para ver si merece la pena pagar cierta cantidad por ese gimnasio, y después, ¡decide!

También es importante examinar el ambiente. Si es para gente jóven, si van personas de todas las edades o si hay actividades para niños. Según tu situación personal, el ambiente también será muy importante para que te sientas a gusto en el gimnasio.

Los profesores y las facilidades

Infórmate sobre los profesores y sobre actividades concretas para grupos de personas concretos como embarazadas o gente de la tercera edad. Si el gimnasio cuenta con todo esto no cabe duda de que será un buen gimnasio.

Cómo elegir un buen gimnasio
Valora el artículo